Viraje



Un pibe cualquiera, de un barrio del montón, caminaba por una de las calles de Avellaneda, deambulaba sin rumbo y herido de amor. El pobre pensaba, que era la persona más desdichada del planeta.

El estanque de emociones se desbordo a través de sus ojos y la noche encubría su rostro de las miradas ajenas. Desde lo más profundo de su corazón, un amargo sentimiento invadía su ser.  Daba pasos arrastrados y descoordinados, sin siquiera levantar la vista, no tenía más ganas de vivir.

Distraído en su suerte, no se imaginaba la sorpresa morbosa que el destino le tenía preparada en la siguiente esquina. Desde la nada, una voz de ultratumba canceló el duelo. “ Eh guacho, dame todo o te quemó era la voz del mismísimo diablo.” En su espalda sintió el frío plateado de una treinta y ocho. El desamor se evaporó en un instante, las ansias de perecer dieron un viraje tremebundo para darle paso a las de sobrevivir.

A ver… guachín, dame la guita, y no te va a pasar nada.” Aterrado, el pibe no lograba soltar palabra alguna, escalofríos mediante, su cuerpo se endureció y su mente se bloqueó por completo. El diablo también estaba duro y necesitaba repostar, le urgía una presa fácil y no era de medir las consecuencias si el naso se lo pedía. “—¿Sos mudito? — dijo.” Entretanto subía el arma hasta la sien de la víctima. 

El muchacho cerró los ojos y por fin lanzó unas palabras al vuelo “To…toma, pero tranquilo, no vaya a ser que se te escape un tiro.” mientras le enseñaba su mano derecha y con cuidado la metía en un bolsillo de su Levi´s gastado, rebuscando pesos salvadores. El asaltante comprobó el botín y se dio por satisfecho “¡Ni se te ocurra darte la vuelta o te quemo!” Presuroso dio la media vuelta y se fue por la esquina.

Fueron segundos, pero pasaron dos vidas, cuando el pibe abrió los ojos, sintió rabia y negando con la cabeza, observaba la silueta del diablo perderse en la oscuridad, el tipo no solo le había vaciado los bolsillos, también le había arrebatado su momento de desamor. 

Comentarios

  1. Has hecho una descripción del momento con total precisión, has puesto por unos instantes el sentir emocional de ese "pobre" impávido en mi.
    Gracias !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dany, un placer que te gusten mis escritos. Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario